6 Maneras en las que estas DAÑANDO TUS RIZOS y ni siquiera te das cuenta.

Somos afrudas ¿verdad? Somos conscientes de todo lo que hacemos, tanto que nos deleitamos con todas las formas de asesoramiento e información que podemos encontrar que nos dan lo que necesitamos para tener rizos más sanos, más largos y brillantes. El problema con esto es que no todos tenemos los mismos problemas o necesidades y ciertas técnicas realmente no funcionan para todas.

Incluso las llamadas expertas tienen problemas o cometen errores graves y solo las más honestas e inteligentes comparten sus fracasos para ayudar a educar a otras. Mi lema es que nada es un error si aprendes de ello, así que comparto con las esperanzas de ahorrar a alguien más mis experiencias negativas.

Así que, a pesar de tener nuestras mejores intenciones, tenemos que lidiar con cierto daño, y muchas veces es nuestra propia desinformación la que lo causa. Todo lo que necesitamos es un poco de guía para hacernos conscientes y averiguar que está causando este daño y como detenerlo antes de causar más daño.

Éstos son algunos de los errores comunes que muchas están cometiendo y que en vez de hacer bien solo hacen daño.

1. Lavarse o limpiarse el cabello con demasiada frecuencia

Lavarse con demasiada frecuencia (especialmente con ingredientes duros en tu champú como sulfatos) puede hacer que tu cabello quede muy seco y puede quitar los aceites naturales de tus hebras que realmente necesitas.

No es necesario tener el cabello extremadamente limpio por el contrario tenerlo limpio del todo y es más perjudicial para el cabello con textura (rizado) que el cabello lacio.

Por esto recomendable incorporar co-lavados (enjuagues o lavados solo con acondicionador) o usar un champú sin sulfato si sientes que debe lavar más de una vez a la semana. También es importante cuidar la cantidad de champú que estas aplicando la espuma es solo un hábito, no es necesaria. Si aplicamos una pequeña cantidad con uno o dos enjuagues será más que suficiente para remover la suciedad.

2. No lavarse el pelo lo suficiente

Algunas de las afrudas piensan fielmente que sólo necesitan lavar su cabello mensualmente. Al dejar la acumulación de productos, la suciedad, el sudor y los contaminantes demasiado tiempo puede obstruir los poros tanto que incluso podría evitar que crezca.

El cabello crece del cuero cabelludo con un medio ambiente limpio y si tenemos nuestros poros obstruidos estamos exagerando en la preservación de los aceites naturales, tendremos picazón constante y nuestro cabello no prosperará de esa manera. A menos que estés siguiendo el método Curly Girl fielmente no deberías durar más de 2 semanas sin lavar tu cabello, y si lo haces procede con cuidado.

Lo recomendable es lavar nuestro pelo como máximo cada 15 días con champú, este no tiene que ser champú con sulfatos ni tiene que ser un lavado intenso, pero debe ser champú. Pensemos en lo que pasaría con nuestra piel si duramos un mes sin lavarnos, seguro nuestros poros se obstruirían. Lo importante es crear un balance en nuestra cabeza.

3. Lavar y enjuagar el cabello con agua caliente

El cabello nunca debe ser lavado o enjuagado con agua caliente ya que el agua caliente deshidrata nuestro cabello tal como lo hace con nuestra piel. Esto puede conducir a cabello seco, quebradizo que será más fácil de romper.

4. No usar un protector térmico

Lo creas o no, todavía hay algunas por ahí que sienten que un protector de calor no es necesario porque nunca había utilizado uno antes y su pelo no está dañado. *suspiro*.

Los protectores de calor son productos que protegen tu cabello del calor directo de los secadores, tenazas para rizar, planchas y otras herramientas de peinado calientes por lo que los debes usar siempre que vayas a usar calor directo.

Los protectores de calor forman una barrera protectora entre tu cabello y el aparato, que añade brillo y luchar contra el daño por calor. Utiliza protector si no desea el daño por calor … a la larga.

5. No utilizar acondicionador profundo regularmente o en absoluto

Los acondicionadores regulares o acondicionadores diarios son sólo acondicionadores superficiales, cuyos ingredientes sólo son absorbidos en la superficie de tu cabello. Estos sólo hacen parte del trabajo de acondicionamiento de tus rizos. Por otro lado, los acondicionadores profundos tienen ingredientes con bajo peso molecular. “Estos ingredientes penetran en el cabello, nutriendo entre las cutículas, dentro de las capas cutáneas y / o dentro de la corteza.”

Los efectos de estos penetrantes profundos permiten que las proteínas, los aminoácidos y los aceites, etc. repongan y restauren el pelo de su estado dañado por más tiempo que los acondicionadores regulares. Este es un paso necesario después de cada lavado.

No hacerlo puede resultar perjudicial para los niveles de humedad en el cabello. Si tu cabello es quebradizo, seco y fácil de romperse, entonces probablemente has estado olvidando el acondicionamiento profundo!

6. Conservar las puntas abiertas y partidas

Algunas naturales no están recortando sus puntas con regularidad, solo las cortan cuando las ven dañadas en extremo. Muchas chicas dirán: ¿Otra vez con lo de las puntas Kinkyfro? y Yo digo: “Pues claro”.

Esto de conservar las puntas dañadas no está permitiendo que tu cabello crezca o retenga la longitud porque las puntas partidas nunca desaparecen y pueden realmente viajar hasta la raíz de tus hebras, destruyendo todo a su paso.

Como ves estos 6 errores son muy comunes y fáciles de cometer principalmente cuando estamos empezando. Lo bueno es que son fáciles de corregir, solo tenemos que comenzar a tomar acción y encontrar el equilibrio.

¡Consigue toneladas de consejos y trucos de belleza y para el cuidado de tus rizos en Hola Rizos

Nota: Cada palabra subrayada o en azul está enlazada.

by Hola Rizos Blog