Que son los Estilos Protectores y 8 cosas a evitar cuando usas un estilo protector (trenzas, moños etc.)

Los Estilos Protectores son una técnica popular para retener la longitud, especialmente para las naturales con texturas de rizos más apretados como el pelo 4c.

Estos estilos mantienen las puntas del pelo guardadas por lo que las protegen del medio ambiente y el rose con objetos. También los estilos protectores posibilitan a las afrudas descansar algunos días pues mientras los llevan no tiene que estilizar su cabello, lo que permite reducir la manipulación del cabello y evitar rotura o daños por manipulación, entre otros.

Existen dos tipos de estilo dependiendo de su duración que son:

– Estilos de corta duración: cuya duración es de varios días a 2 semanas; y

– Estilos de larga duración: cuya duración es de 4 a 8 semanas.

A pesar de todos los beneficios que los estilos protectores nos proporcionan, demasiado a menudo los peinados protectores tienen el potencial de trabajar contra nosotras haciendo mucho más daño que bien a nuestro pelo.

Aquí hay algunas cosas que definitivamente debes evitar para sacar el máximo provecho de los estilos protectores:

1. Estilos que ponen demasiada tensión

Se suave alrededor de tu nuca, tu frente y el centro de tu cabeza. Algunas personas son más sensibles en estas áreas que en otras. Mantén menor tensión en estas sección y si debe hace trenzas opta por trenzas más grandes en lugar de más pequeñas.

2. Cepillar tus bordes demasiado hacia atrás

Demasiado cepillado hacer que tu pelo se salga. Utiliza los cepillos con moderación. Cuando estás tratando de suavizar tus bordes, prueba esta alternativa: Usa un buen gel hidratante y con una bufanda de seda o venda ancha y ponla en tu frente apretándola un poquito para que el cabello se quede como deseas.

3. No elegir peinados de manipulación baja

A veces lo simple funciona mejor. Cuando haces los estilos protectores demasiado extravagantes que requieren muchos desenredos, divisiones y seccionamiento del pelo, es más trabajo para ti. Es más tensión en tu cabello y puede aumentar tus posibilidades de daño. Optar por un simple moño elegante o rollos, reduce el cabello partido y crea un estilo sin esfuerzo que protegerá las puntas de tu cabello.

4. Usar accesorios dañinos para el cabello

Algunos accesorios tienen el hábito de rasgar y tirar tu cabello. Opta por las opciones que son suaves con tus hebras y la dejan con poca o ninguna rotura. Esto también va para las herramientas de estilo como pinzas para el cabello y pasadores. Permanece lejos de los pinchos baratos que pierden fácilmente las extremidades, las vendas de goma, y las bandas con los cierres metálicos.

5. Usar estilos protectores demasiado tiempo

No queremos que tu cabello se enrede como loco con nudos difíciles de quitar, cierto? Esto ocurre comúnmente con estilos como trenzas de tres o de dos. Si las dejas bastante tiempo, tu pelo puede formar nudos que se convierten en un desafío quitar. Para los estilos protectores como ésos, lo mejor es rehacerlos cada 6-8 semanas. Dependiendo de tu cabello, quizás con más frecuencia. Esto ocurre porque el cabello que debe salir diariamente se queda atrapado en ese estilo y al tener sus extremos libres tiene más facilidad para enredarse con las otras hebras.

6. Olvidar la hidratación

Los peinados protectores harán más fácil conservar la longitud, pero debes cerciorarte de que tus puntas no se dañen en el proceso. El hecho de que utilices un estilo protector no significa que puedes descuidar tu cabello y tu cuero cabelludo. Asegúrate de mantener tu hidratación regular, puedes utilizar un atomizador (spray) hidratante con tu propia receta o simplemente agua para que sea fácil de extender a través de tu cabello.

7. Quitar el estilo protector incorrectamente

Cuando vayas a retirar tu estilo protector debes tener una botella de spray a mano con un poco de agua. Esto no sólo ayuda a que el proceso vaya más rápido sino que te ayuda a prevenir el daño a tu cabello.

No querrás que todos tus esfuerzos para proteger tu cabello se vallan por el drenaje, porque al peinarlo has partido todo tu cabello en el progreso. Es normal que se salga algo de cabello y te encuentres con nudos pero asegúrate de saber la diferencia entre el cabello roto y el cabello que se sale.

8. Demasiado de algo bueno puede ser algo malo

¡Deje que tu cabello respire y disfrútalo! Usar tu pelo hacia atrás en un moño o trenzado puede tensar el cabello. Protege tu cabello con un régimen de cabello equilibrado sin excesos. Es decir, no pretendas utilizar estilos protectores o melena suelta todo el tiempo.

¡Consigue toneladas de consejos y trucos de belleza y para el cuidado de tus rizos en Hola Rizos

Nota: Cada palabra subrayada o en azul está enlazada.

by Hola Rizos Blog