Cuida tus Rizos. Descubre estas 3 Recetas Fáciles de Acondicionadores Profundos Caseras para Pelo Natural.

Para algunas de nosotras, volvernos naturales no se detuvo en nuestro pelo, sino que continuo hacia la mezcla de nuestras propias recetas para lograr productos “naturales”. Mientras que existen numerosas recetas en el Internet, pocas son realmente simples y eficaces en satisfacer las necesidades de nuestro pelo natural.

Si eres nueva en la fabricación de tus propias mezclas o estas buscando una receta fácil de hacer que realmente funcione, puedes comenzar con estos acondicionadores caseros, que son tres favoritos del cabello natural:

 

1. Para la Manejabilidad – Bananas, Aceite de Oliva, Glicerina y Miel

Este acondicionador casero mejora la manejabilidad del cabello para el estilo post-enjuague. El secreto está en el plátano, que las cualidades de minimizar el encogimiento y suavizar el cabello cuando se mezcla con los otros ingredientes. Así, la glicerina y la miel, que son ambos humectantes, y el aceite de oliva, que se sabe que penetran en el cabello, todos aportan beneficios hidratantes.

No te alarme si notas que tus rizos se aflojan un poco con este acondicionador; el efecto es temporal hasta el siguiente día de lavado. Esta receta es ideal para las rizadas que quieren lograr estirar sus rizos (blow-out) más fácil o lograr estilos estirados mejores.

 

 

Ingredientes:

– 1 Banana grande sobre madurada (en rodajas) o 7 oz de Puré de Banana para Bebés.

– 4 Cucharadas de Aceite de Oliva Extra Virgen.

– 2 Cucharadas de Glicerina Vegetal Pura.

– 2 Cucharadas de Miel Pura.

Haz clic aquí para comprar Glicerina Vegetal en Amazon.

 

Instrucciones:

Coloca la banana en rodajas, el aceite de oliva extra virgen, la glicerina y la miel en una licuadora. Mezcla los ingredientes cuidadosamente asegurándote de que no queden grumos ni trozos de plátano. Dependiendo de la calidad de la licuadora, puedes o no tener que colar la mezcla.

Otra opción es usar puré de banana para bebés, aunque el acondicionador puede no ser tan eficaz. Este es un tratamiento profundo, no un pre-champú, por lo que se aplica después del champú. Aplícalo en el cabello y déjalo reposar durante 30-45 minutos debajo de un gorro de ducha. Desenreda, enjuaga bien, y estiliza como de costumbre.

 

2. Para Desenredar – Aguacates, Aceite de Oliva, Manteca de Karité y Vinagre de Sidra de Manzana

Este acondicionador casero es un lubricante, grueso, y pesado, lo que da deslizamiento, humedad, y caída excelente para desenredar. La pulpa y el contenido de ácidos grasos del aguacate contribuyen a la eficacia de esta mezcla. Además, los ácidos grasos del aceite de oliva combinados con las propiedades emolientes de la manteca de karité añaden aún más beneficios de lubricación e hidratación.

Por último, el pH ácido del Vinagre de Sidra de Manzana ayuda a aplanar las cutículas de las hebras para desenredar más fácil. Este acondicionador es ideal para aquellas personas con pelo grueso, denso y con mucho encogimiento.

 

 

Ingredientes:

– 1 Aguacate sobre madurado (rebanado).

– 1/4 Taza de Aceite de Oliva Extra Virgen.

– 1/2 Taza de Manteca de Karité sin refinar.

– 2-3 Cucharadas de Vinagre de Sidra de Manzana.

Haz clic aquí para comprar Manteca de Karité en Amazon.

 

Instrucciones:

Coloca en una licuadora el Aguacate en rodajas, la Manteca de Karité sin refinar, el Aceite de Oliva Extra Virgen (EVOO) y el Vinagre de Manzana (ACV). (No hay necesidad de derretir la Manteca de Karité antes.) Mezcla todos los ingredientes a fondo y agrega más EVOO, si es necesario, hasta que la mezcla alcance la consistencia deseada.

Cuando esté listo tu tratamiento profundo, aplícalo al cabello y deja reposar durante 30-45 minutos bajo un gorro de ducha. Desenreda, enjuaga bien, y estiliza como de costumbre.

3. Para Fortalecimiento – Aceite de Coco y Miel

Este acondicionador es ideal para las rizadas cuyo cabello repele los acondicionadores de proteínas si tus rizos son sensibles a la proteína, pero necesita un poco de fortalecimiento, este tratamiento es para ti. La clave es el Aceite de Coco, que se une al cabello reduciendo así la pérdida de queratina. La miel, un humectante, también se añade a la mezcla para aportar retención de la humedad.

Es ideal pues puedes conseguir lo mejor de ambos mundos – humedad y fuerza – con este acondicionador. Personalmente, uso dos porciones de esta receta porque mi pelo es muy grueso, denso y naturalmente seco.

 

 

Ingredientes:

– 4 Cucharadas de Aceite de Coco Extra Virgen.

– 2 Cucharadas de Miel Pura.

Nota: Dependiendo de la densidad o longitud de tu pelo, puedes usar una o dos porciones de esta receta.

Haz clic aquí para comprar Aceite de Coco Extra Virgen en Amazon.

Instrucciones:

Coloca el aceite de coco y la miel en una taza o bol pequeño y ponga esta en un tazón grande de agua muy caliente. Deje que la tasa se siente en el agua durante unos minutos hasta que la mezcla esté caliente.

Luego, vierte la mezcla en el cabello recién lavado después de haber retirado el exceso de agua con una toalla de microfibra o t-shirt. Ponte un gorro de ducha, y envuelve con una toalla para evitar que la mezcla gotee en tu cara. Deja reposar durante 20 minutos, y luego enjuaga el 80-90% del acondicionador, finalmente estiliza como de costumbre.

¿Tiene alguna receta casera de acondicionador profundo? ¿Has hecho alguna de estas? Compártela en la sección de comentarios abajo!

¡Consigue toneladas de consejos y trucos de belleza y para el cuidado de tus rizos en Hola Rizos

Nota: Cada palabra subrayada o en azul está enlazada.

by Hola Rizos Blog